• Calle Los Ruiseñores Este 130 - San Isidro
  • +51 976 990 371
  • Atención: 8:am a 6:pm
EnglishFrenchGermanItalianPortugueseSpanish

¿Quieres aprender a quitarle el óxido a tus metales? Aquí 5 tips para que puedas hacerlo con facilidad.

Tabla de contenidos

Así como en las personas el paso de los años cambia su aspecto físico, lo mismo sucede con los objetos. Los daños que pueden verse dependen de los materiales con los que esté construido, pero a la degradación por el uso hay que añadirle la acción del medio ambiente como la lluvia o el sol, los cuales pueden dañar a ciertas piezas expuestas. por eso hoy te dejamos algunos tips para que aprender cómo quitar el oxido del metal.

Una de las consecuencias más comunes es la oxidación, esa capa roja que se apodera de los metales que son expuestos a condiciones de humedad y al aire en general, y que no hacen sino dar una apariencia desgastada a los objetos.

Como sabemos que nadie busca eso en sus artículos cotidianos, Zinga, producto bandera de nuestra casa matriz Zinga Metal, te da algunos consejos:

1. Aplica antioxidantes

Para prevenir la aparición de este daño puedes aplicar una capa de antioxidante y una de esmalte, de esta forma podrás alargar la vida de tus muebles exteriores, según el grado que pueda tener de corrosión habrá de utilizar cepillos metálicos de púas rígidas o bien, una pulidora.

Pon atención en las indicaciones del producto que utilices pues puedes llegar a necesitar lentes protectores y guantes.

2. Recetas Caseras

Hay varias recetas caseras que podrán ayudarte con este problema, todo depende de la imperfección que se tenga. Si no es muy profunda, puedes exprimir un limón con bicarbonato de sodio para limpiar la mancha; déjalo una hora y enjuaga con agua, de esta forma resplandecerá el material metálico. También puedes aplicar vinagre con un paño y frotar las partes afectadas. Checa acá otras formas de combatir el óxido 

3. Conoce los materiales

Tienes que entender que la naturaleza de los metales es diferente en cada caso pues algunos pueden llegar a ser más delicados que otros; el ejemplo perfecto es el cobre, el cual tienes que evitar pulir con lana de acero o con estropajos, pero funcionan bien las soluciones cítricas. Por otro lado, el hierro, debe ser tratado con mayor agresividad y limpiarlo con acetona y cepillo.

4. Bicarbonato, sal y limón

En el caso de la plata, puedes utilizar bicarbonato o preparar en un recipiente agua con sal y cubrirlo con papel aluminio, sumerge los objetos por un tiempo y esto los dejará relucientes. El latón y cualquier tejido que se haya manchado con óxido puedes limpiarlo con sal y limón, aunque en el caso del último tendrás que hacer que se lave.

5. Fundas

Las herramientas para la jardinería y las manualidades son muy propensas a este desgaste, por eso debes poner atención en su buen almacenamiento para prevenir su formación y no tener que renovarlos constantemente.

Puedes comenzar con fundas de piel o con forrar las piezas con papeles anticorrosión; también existen lubricantes que inhiben los efectos del oxígeno en el metal, y si a esto agregas bolsitas de silica gel en tu caja de herramientas estarán 100% protegidas.

Sigue estos 5 tips para evitar el oxido en tus pertenencias.

¿Te gustó este artículo?

Compártelo en tus redes sociales
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on telegram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Tienes alguna consulta? Chatea con nosotros