• Calle Los Ruiseñores Este 130 - San Isidro
  • +51 976 990 371
  • Atención: 8:am a 6:pm
EnglishFrenchGermanItalianPortugueseSpanish

Tabla de contenidos

Problemas de la corrosión

Donde hay acero, hay corrosión. El gasto relacionado con la corrosión ha aumentado a miles de millones de dólares estadounidenses. De hecho, países como Estados Unidos, Gran Bretaña, Alemania y otros países industrializados tienen un gasto individual relacionado con la corrosión de más de diez mil millones de dólares estadounidenses. Esto significa que el costo de la corrosión es significativamente más alto que las sumas gastadas en recubrimientos industriales en todo el mundo.

Problemas con pinturas

Un método común para proteger el acero del ataque de la corrosión es recubrir la estructura con diferentes tipos de pinturas. Una parte contiene pigmentos y aditivos anticorrosivos, otras reaccionan con la humedad de la superficie provocando cambios en la película de pintura mediante la cual se forma una barrera protectora para bloquear el contacto entre el aire / oxígeno y la superficie metálica.

Muchos de estos sistemas son muy efectivos, pero si presentan burbujas, grietas u otros defectos en el revestimiento, por ejemplo, debido a daños durante la mano de obra, transporte o construcción, la barrera se romperá y el efecto se perderá.

Una preocupación es el riesgo de torsión de las piezas de acero delgadas. Incluso, una rotación muy pequeña significa que los orificios de los pernos ya no coinciden con los orificios de las segundas vigas. También ocurre que algunas aleaciones de acero tienen una estructura de superficie diferente a la del acero ordinario y esto puede ser un problema para el galvanizado en caliente.

Soluciones para la corrosión

El galvanizado en película ZINGA (también llamado galvanizado en frío) funciona bien para reparaciones y podría restaurar o aumentar el espesor del recubrimiento de zinc. Los buenos resultados con este tipo de reparaciones convencieron a cada vez más fabricantes a utilizar también este método para eliminar los problemas de rotación de piezas delgadas de acero. Incluso el hierro podría ahora galvanizarse, si la aplicación se realiza a temperatura ambiente.

Casos de éxito con ZINGA

¡Mira este caso de éxito también! El estadio nacional de Pekín, conocido como “Nido de pájaro” o Bird´s Nest, le aplicaron ZINGA.

La galvanización en película combina el sistema protección catódica y protección galvánica de barrera. La aplicación se puede realizar con brocha, rodillo o pistola. El contenido de zinc en la capa seca es al menos del 96%. Se puede aplicar en una humedad de hasta el 95% y en temperaturas de menos 15 °C.

El recubrimiento de zinc se seca de diez a quince minutos y se puede aplicar una segunda capa después de una hora. Debido a estas propiedades, la película galvanizada se utiliza mucho en el sector marítimo o costero y en aplicaciones en cimentaciones de puertos y puentes, para prevenir la corrosión o protegerlas de ella.

¡ZINGA se puede pintar por razones estéticas también! Y no requiere ningún recubrimiento de acabado adicional. Otro buen ejemplo del rendimiento de ZINGA en superficie, es el puente Kalvoya, en las afueras de Oslo, Noruega. Se trató con ZINGA hace casi 30 años y solo ahora se está considerando una nueva remodelación.

Se ha comprobado que no será necesario un nuevo granallado antes de aplicar un nuevo recubrimiento de zinc, bastará con limpiar la superficie a tratar a alta presión (700 bar). Las pruebas de tracción también demostraron que la capa ZINGA, que para ese momento tenía casi 30 años, tuvo una excelente adherencia (11 MPa).

¿Te gustó este artículo?

Compártelo en tus redes sociales
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on telegram
¿Tienes alguna consulta? Chatea con nosotros