EnglishFrenchGermanItalianPortugueseSpanish

BUSCARPRODUCTOS

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseSpanish

BUSCARPRODUCTOS

Procedimientos evitar la corrosión del metal

Procedimientos evitar la corrosión del metal

Los materiales, principalmente el acero, son bien distinguidos por los descomunales daños causados ​​por el proceso de corrosión. Las causas de la corrosión son multifacéticas, pero las consecuencias siempre llevan a pérdidas económicas y, en el peor de las situaciones, incluso afectan la seguridad de los procesos industriales, las estructuras y los edificios.

La exhibición al agua, altas temperaturas y sustancias corrosivas realiza distintos tipos de corrosión. Cualquier componente metálico en el exterior es dispuesto a ella. Para evitar daños, se aconseja apostar por el aluminio y el acero inoxidable, conservar la superficie lo más seca posible, usar una capa de grasa o adherir una pintura anticorrosión. Lo preferible es emplear uno o más de los sistemas de protección enlistados a continuación, o una combinación de ellos:

1. Protección por recubrimiento

Algo tan sencillo como crear una capa protectora sobre el metal para alejarlo del ambiente es muy efectivo. Pueden ser revestimientos no metálicos como pinturas, barnices, plásticos, esmaltes y cerámicas. Además hay opciones de recubrimientos metálicos, que se pueden colocar de diferentes formas:

  • Por inmersión: El metal a preservar se empapa de un baño a base de metal fundido, que al enfriarse forma una capa defensora sólida. Usualmente se utilizan estaño, zinc (galvanizado), aluminio y plomo.
  • Por electrodeposición: La corriente eléctrica se traslada entre dos metales diferentes sumergidos en un líquido conductor que interviene como electrolito. El metal que deseamos proteger actuará como cátodo y el otro como ánodo. La capa protectora se creará primero. Un ejemplo de tal sistema es el niquelado cromado.
  • A través de la capa química: Se consigue haciendo reaccionar el metal con el reactivo químico. Como resultado, se forma un compuesto delgado en la superficie, formando una capa protectora. Es el caso de procesos como la cromatización (se aplica ácido crómico) y la fosfatación (se aplica ácido fosfórico y fosfatos).

2.Inhibidores de corrosión

Son aquellos elementos químicos que, adaptado sobre una superficie metálica, crean una capa protectora que detiene la corrosión. Los inhibidores son muy utilizados para revestir de manera eventual los materiales, por ejemplo durante el almacenaje o el embarque. Si bien en un principio los más usados han sido los inhibidores de base aceite o solvente, en los últimos años ha incrementado el uso de aquellos de base agua. Hay dos tipos: los de absorción, que forman esa capa protectora, o los denominados como barrenderos, que eliminan el oxígeno.

COMPARTIR
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

Volver a Blog

CONTÁCTANOS